Gerar es uno de los beneficiarios del proyecto de Fundación SEUR, Tapones para una nueva vida”.

Hace unos meses, os hablábamos de la historia de Gerar, uno de los usuarios de la Asociación Antares. Su familia emprendía en febrero, con el apoyo de Fundación Seur, una recogida de tapones para ayudar a costear los gastos que generaba la atención del síndrome que le causa un 84% de discapacidad. Gracias al apoyo de tod@s los que habéis contribuido con vuestros tapones y a Fundación SEUR con su logística, el objetivo se ha logrado y la familia de Gerar ha recibido un cheque por valor de 7.313 euros.

Con la ayuda económica que ha recibido Gerar, que equivale a 36,57 toneladas de tapones, se financiarán terapias muy concretas que ayuden a tratar su trastorno grave de conducta y que ayudará a mejorar la calidad de vida del menor y de su núcleo familiar y social.

Esta iniciativa se encuadra dentro del proyecto de la Fundación SEUR “Tapones para una nueva vida”, que financia estos proyectos invitando a la sociedad a reciclar tapones de plástico, con lo que se consigue también un efecto beneficioso para el medio ambiente.

Ramón Mayo, presidente de Fundación SEUR, aseguró durante la entrega del cheque que “desde que conocimos el caso de Gerardo, quisimos contribuir con nuestra iniciativa a que consiguiese una mayor calidad de vida. Su caso es muy particular y su tratamiento requiere un coste muy elevado, por lo que cualquier pequeña ayuda significaba mucho. Esperamos que la rehabilitación especial a la que accederá Gerardo será una gran ayuda y aliciente para él y para su familia.”

Gerar requiere una serie de terapias conductuales que suponen un gasto muy elevado para cualquier familia

Los Padres de Gerar (primeros por la izq) en la entrega del cheque.

Por su parte, Pedro Zabaleta, presidente de Antares, donde Gerar disfruta de actividades extraescolares y un ocio inclusivo en entornos comunitarios que le ayudan a socializar y divertirse día tras día, declaró:
“Para nosotros es muy importante mantener la labor de la asociación ya que por una parte, para nuestros hijos, Antares significa tener derecho a disfrutar del ocio como cualquier otra persona, y para los padres significa tener la tranquilidad de que nuestros hijos forman parte de la sociedad, además del respiro que supone para el entorno familiar mejorando la calidad de vida de ambos.

El caso concreto de Gerar y su situación, requiere una serie de terapias conductuales que suponen un gasto muy elevado para cualquier familia. Hay que tener en cuenta que sólo existen 10 casos en el mundo como el suyo y que, en general, la investigación de graves problemas de conducta es muy limitada por lo que las terapias son muy específicas y excepcionales, de ahí su elevado coste. El apoyo de Fundación SEUR y el éxito de la campaña de recogida de tapones, supone un incremento en la calidad de vida de Gerardo y un paso adelante en su tratamiento y terapias, muy necesarias para trabajar la modificación de su conducta, lo cual supone un problema constante para él y su entorno”.

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This