Fuente: Agencia Efe.

La joven gaditana Miriam Reyes Oliva ha diseñado una colección de cuentos con pictogramas que facilitan el aprendizaje y el entretenimiento a niños autistas y repartirá cerca de 20.000 ejemplares de forma gratuita entre asociaciones y familias con hijos que padezcan este trastorno del desarrollo.

En una entrevista con la Agencia Efe, esta joven oriunda de Barbate (Cádiz) ha señalado que el proyecto Cuentos para Aprendices Visuales tendrán también una licencia gratuita para su descargar por internet y para aplicaciones móviles que permitirá a los usuarios personalizar los relatos con el nombre, la fotografía o con los gustos de cada niño.

Aunque están dirigidos principalmente a niños con autismo, la autora ha remarcado que son útiles para cualquier menor que tenga dificultades en el aprendizaje como puede ocurrir con niños con Sindrome de Down, con parálisis cerebral o prelectores que a través de los dibujos aprenden “autocuidados” como pedir ir al baño o a lavarse la manos.

La idea parte, según ha detallado su promotora, del escaso material publicado para ayudar a pacientes con Trastorno del Espectro Autista (TEA), especialmente los pictogramas -imágenes acompañadas de palabras-, de lo que se dio cuenta al buscarlos por recomendación de un psicólogo para ayudar a un familiar que padece este trastorno.

Tras una primera búsqueda, Miriam Reyes creó un cuento que compartió por internet, y cuya acogida le instó a promover el proyecto sin ánimo de lucro ‘Cuentos para Aprendices Visuales’ que ocupa “todo” su tiempo libre ya que aún cursa sus estudios universitarios, ha especificado a Efe.

Para la puesta en marcha de esta iniciativa, esta gaditana de 25 años ha contado con la colaboración de varios psicólogos e ilustradores, así como de las asociaciones Autismo de Sevilla y la gaditana Asiquipu (Asociación Si Tú Quieres Yo Puedo) a través de la firma de sendos convenios para la distribución de ejemplares.

La colección consta de dos partes ‘Aprende‘ para enseñar rutinas o “situaciones difíciles de comprender para un niño con problemas de aprendizaje”, y ‘Disfruta‘, “cuentos normales adaptados con pictogramas para entretener”, según ha explicado la estudiante de Arquitectura.

El objetivo del proyecto es compartir los cuentos de forma gratuita con asociaciones y familias con hijos que padezcan algún trastorno en el desarrollo y aliviar así a estas familias de una “carga económica” derivada de las necesidades especiales de estos niños.

El proyecto se encuentra en fase de búsqueda de financiación para editar y distribuir 20.000 ejemplares por toda España, para lo cual ya cuentan con el dinero que Miriam Reyes ha obtenido al ganar el Premio Nestlé a la Solidaridad.

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This