Este robot se está utilizando en escuelas como la inglesa Priors Court una institución de vanguardia en Inglaterra dedicada a la educación de niños con autismo.

Fuente: BBC Mundo

El robot Nao es un tipo de robot que fue desarrollado originalmente por la empresa francesa Aldebaran, y aunque se usa en muchos centros, su relación con el autismo le viene casi desde el inicio, ya que Aldebaran trabajó en su creación con desarrolladores independientes como Carl Clement, creador de la empresa Emotion Robotics, y la profesora Karen Guldberg, científica del Centro de Educación e Investigación en Autismo de la Universidad de Birmingham, en Inglaterra.
La empresa Aldebaran decidió invertir en programas especiales para Autismo a partir de la experiencia de una madre que había llevado a su hija de dos años con TEA a una feria de ciencia. Esta madre se sorprendió al ver cómo la niña interactuaba con los robots en el espacio que Aldebaran tenía en dicha feria de tecnología.  La madre comento al personal de la empresa que jamás había visto a su hija responder de esa manera.

Sin embargo, como sucede con todas las terapias, en el colegio Priors Court explican que no es mágico y que no todos los niños reaccionan con él, pero en algunos sus efectos son muy beneficiosos

La profesora Karen Guldberg asegura que ” sabemos por varios estudios que la tecnología en general, y los robots en particular, pueden motivar mucho a los niños con TEA por diferentes razones (como que) la tecnología es predecible y eso puede ayudar a los niños con autismo”

Lograr que los niños con TEA miren a los ojos

¿Por qué los robots pueden lograr algo que los adultos muchas veces no consiguen: que los niños con autismo miren a los ojos? Según Guldberg “Los humanos se comunican usando al mismo tiempo diferentes expresiones faciales, gestos, lenguaje corporal, tono de voz… Pero cuando el niño interactúa con un robot no tiene por qué enfocarse en tantas modalidades al mismo tiempo. El robot simplifica la interacción de forma que el niño sólo tiene que prestar atención a las palabras o algún movimiento”.El robot da a los niños más tiempo para procesar la información, “algo que los adultos muchas veces no hacen”. Y el lenguaje y la construcción de oraciones es más simple.

Otra de las ventajas del robot es la constancia ya que repite y repite todas las veces que sea necesario sin cansarse, y el aspecto mecánico es muy atractivo para los niños con TEA, aparte de que estos robots nunca juzgan y eso ayuda a que el niño tenga más confianza para experimentar con diferentes formas de interacción social sin sentirse desalentado”.

Eso sí, estos robots son una herramienta terapéutica que debe ser usada por un profesional para sacar el máximo partido de sus posibilidades, si no pueden acabar siendo solo juguetes.

BOTON MÁS NOTICIAS

 

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This