El programa de Educación Vial para personas con TEA desarrollado en el Parque  municipal de Educación vial de Alcobendas con la colaboración del IPP, Instituto de Psico-Pediatría Quintero Lumbreras, y de la Asociación APAMA -Asociación de Padres de Alumnos con discapacidad de Alcobendas-  y el apoyo de la Federación Autismo Madrid, ha despertado una gran expectación entre profesionales, asociaciones y familias.

Este programa está haciendo posible que niños y niñas con autismo conozcan y aprecien los valores y las normas de convivencia, aprendiendo a obrar de acuerdo con ellas, y a prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía.

¿Qué es la calle para una persona con autismo?

Para una persona con autismo la calle es un entorno desconocido, lleno de ruidos inexplicables que no  sabe exactamente de donde vienen. La calle tiene normas poco comprensibles,  que sumadas a las dificultades de comunicación y comprensión que caracterizan a este trastorno tienen como resultado  MIEDO, ANSIEDAD, PANICO. En una situación como esta la respuesta de una persona con autismo sería huír sin rumbo y buscar protección.

Así describe la vicepresidenta de APAMA, Paulina Guijarro, las sensaciones que experimenta una persona con autismo en plena calle, «es lo que sienten nuestros hijos, y lo que vivimos los padres cuando queremos realizar una actividad tan inocente como es pasear por la calle, subir a un autobús, o algún medio de transporte».

El programa de Educación Vial para personas con TEA

Un equipo de profesionales se ha encargado de la planificación y adaptación del programa existente así como de  la realización del material. Todo ello ha sido posible  gracias a la aportación económica de la familia de una de las niñas participantes en el programa. Foto loliDolores Enrique, presidenta de la Federación Autismo Madrid, y Paulina Guijarro, vicepresidenta de APAMA, han sido testigo de los avances que han experimentado los niños y niñas que participan en este proyecto piloto.

Durante la visita realizada al parque Municipal de Educación vial de Alcobendas, Dolores Enrique destacó la evolución experimentada en la discapacidad, algo que ya no es considerado «definitorio» de la persona,  «la discapacidad radica en las barreras de la actitud y del entorno que evitan la participación plena y efectiva de las personas con discapacidad en la sociedad, en igualdad de condiciones que los demás».

La presidenta de Autismo Madrid animó a los niños y niñas con autismo a ser parte real de la Sociedad, a lograr una participación inclusiva que garantice su felicidad, «nuestros hijos deben ir conquistando los espacios y las oportunidades de crecimiento sin ningún complejo de inferioridad, por el derecho propio, y por la conquista social de que las personas con TEA son ciudadanos de primera, como todos».

Descarga la intervención de Dolores Enrique, presidenta de la Federación Autismo Madrid

Descarga la intervención de Paula Guijarro, vicepresidenta de APAMA

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This