Beneficios de las terapias asistidas con perros en personas con TEA

El 21 de julio se celebra el Día Mundial del Perro, en conmemoración de esta efeméride queremos destacar los beneficios que, estos animales, pueden aportar a las personas con Trastorno del Espectro del Autismo. A continuación, os ofrecemos una entrevista con Israel González García, director de la Oficina de Intervenciones Asistidas con Animales, URJC.

¿Qué beneficios aportan las terapias asistidas con perros a los niños con autismo?

Los beneficios que aportan, en general son numerosos, por destacar alguno podemos decir que facilitan el aprendizaje de las destrezas necesarias para lograr un funcionamiento adaptativo en el entorno, fomentando la participación y autonomía en las actividades básicas de la vida diaria. Gracias a una comunicación desde iguales, comunicación no verbal que se produce entre niño o niña con el perro, ya que el perro no encasilla  a la persona.

¿Cómo funciona una intervención asistida con animales, qué papel tiene el perro? 

En un principio lo primero a conseguir, puede ser inmediatamente o en las primeras sesiones, es que la persona con autismo vincule de alguna manera con el perro. Esto facilitará  el puente entre profesional y el niño o grupo, actuando el perro como elemento motivador y de mediación facilitando el lazo entre lo que busca el profesional experto en Intervenciones Asistidas con Animales (IAA).

El papel del perro es el de ayudar ya que se genera de manera natural, en los casos en que se genere, el vínculo con la persona con autismo.

¿Qué papel desempeña el terapeuta que acompaña al perro? 

Dependiendo del número del grupo y los objetivos a conseguir hay distintas formas de actuar.

En nuestro caso, en el proyecto que estamos desarrollando en la actualidad en Arroyomolinos, con Corazones Azules, Patas por el Autismo, en cada sesión hay un experto en Educación y otro en Terapia Ocupacional con formación en IAA que son los encargados de marcar los objetivos educativos o terapéuticos dependiendo del profesional en cada caso. Un grupo de 5 niños y niñas con autismo y por otro lado el técnico que es el responsable de la selección, del entrenamiento y de los cuidados del perro, en nuestro caso como parte de la familia en el día a día y durante las sesiones es el responsable de su bienestar con todo un protocolo marcado por la Universidad Rey Juan Carlos desde la Oficina de Intervenciones Asistidas con Animales (OIAA) en la que el técnico trabajo en equipo con el experto para ver en cada momento dónde y cómo tiene que estar el perro o incluso para decirle al experto que el perro tiene que descansar. Gracias a todo eso se forma un equipo entre experto, el técnico, el perro y el grupo.

¿Qué objetivos os marcáis los profesionales en este tipo de intervenciones? 

Dependiendo de qué profesional es el de referencia, si el experto es de ámbito sanitario o de lo social, en este caso se trata de Terapia Asistida con Animales, se marcarán unos objetivos terapéuticos como por ejemplo facilitar el desarrollo perceptivo-motor, la integración de estímulos propioceptivos Facilitar la integración de estímulos propioceptivos, vestibulares y táctiles. Fomentar las habilidades de planeamiento y ejecución motora entre otros.

En el caso de que se trate de un profesional de la educación, Educación Asistida con Animales, algunos de los objetivos que pueden fijarse, siempre teniendo que estos varían y son fijados en función de las necesidades de cada niño, son: estimulación cognitiva, estimulación del lenguaje y comunicación, trabajo de autonomía personal o relaciones interpersonales.

En el caso de Actividad Asistidas con Animales, los objetivos suelen tener una orientación más lúdica, por ejemplo para motivarles a pasear, pasar una agradable mañana en el campo con los perros, interaccionar con las familias…

¿Por qué los perros resultan tan eficaces en las terapias en niños con Autismo? 

El perro no juzga, no establece diferencias ni clasificaciones, no obstante no quiere decir que se pueda generalizar que el perro sea tan eficaz con cada participante, si tiene miedo a los perros o no le gustan los animales es más difícil conseguir ese vínculo, a la hora de organizar grupos intentamos que sean heterogéneos para conseguir el vínculo con el animal, si no al principio, si durante las primeras sesiones, pero sin ninguna duda tiene que haber buenos profesionales que dirijan las sesiones, ya que realmente son ellos los que trabajan con los niños con el apoyo del técnico y del perro.

¿Cuál es la diferencia entre un ‘perro de terapia’ y un ‘perro de asistencia’? 

Un perro de terapia es el que asiste al profesional de cualquiera de los ámbitos, durante las sesiones durante un periodo de tiempo que en nuestro caso no excede los 50 min con descanso entre sesión y sesión de no menos de 30 minutos. Perro de asistencia, como el nombre indica, asiste en el día a día a la persona en su vida cotidiana. Se trata de un perro entrenado para dar ese apoyo a la persona en su día a día, generalmente centrado en ayuda más física.

 

Agradecemos a Israel González García, director de la Oficina de Intervenciones Asistidas con Animales, URJC su colaboración. Muchas gracias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This