A continuación os presentamos las conclusiones de la III Jornada Autismo Sur: «Niños y niñas con TEA, por una mejor calidad de vida presente y futura» que introdujeron María Jesús Baile y Joaquín Sanz Arranz celebrada ayer 12 de diciembre:

  1. Se ha destacado durante toda la jornada la importancia de la participación del movimiento asociativo como pieza clave para la defensa de los intereses sociales y lo importante que es la implicación de las familias dentro de cada una de las asociaciones.
  2. Se ha resaltado la vulnerabilidad de las familias al recibir el diagnóstico, y el valor de la familia como principal recurso para responder a las necesidades y lograr la felicidad de las niñas y niños, con una visión positiva.
  3. La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid cuenta con un Equipo de Orientación  Educativa y Psicopedagógica específico para Alteraciones Graves del Desarrollo, muy valorado por su cualificación y profesionalidad, en el que participan expertos en estos trastornos. Concluimos que es preciso destinar mayores recursos a este Equipo, teniendo en cuenta el aumento de los casos diagnosticados de personas con TEA, atendidas por estos profesionales. Sólo de este modo se hará realidad una adecuada coordinación con las familias y una correcta atención y apoyo al alumnado de las más de cien Centros de Escolarización preferente para el alumnado con TGD, modelo que es pionero en nuestro país.
  4. Se ha dado una mirada a las buenas prácticas y a los recursos de calidad, dirigidos a las personas con autismo, sobre todo en lo referente a la educación inclusiva.
  5. Se ha denunciado y se ha dejado una clara posición en contra de diversos movimientos de «curas milagrosas» no respaldadas por los profesionales dedicados a la investigación y tratamiento del autismo, y el daño que puede hacer a las familias la difusión de ciertos tipos de terapias de dudoso o nulo reconocimiento, y la necesidad de sensibilizar a los medios de comunicación en particular y a la sociedad en general, acerca de la realidad del colectivo de personas con TEA.
  6. Se ha dejado clara la importancia de los diversos apoyos, coordinados y dirigidos a la persona, con un planteamiento individualizado, personalizado, integral y de futuro.
  7. Es esencial la calidad de vida de las personas como un objetivo primordial de la intervención, además de la calidad de la intervención en sí.
  8. Se ha resaltado también la importancia de la implicación de las propias personas con discapacidad, de las familias, de os profesionales, del movimiento asociativo y de las administraciones. Tiene que existir una sinergia y coordinación entre todas estas partes implicadas, y además:
    • Apostar por el disfrute de derechos
    • Avanzar en la sensibilización, conocimiento y/o formación para que el diseño de las políticas y recursos respondan a las necesidades reales de las personas con discapacidad en general, y en este caso de las personas con trastornos del espectro del autismo.
Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This