El Consejo de Ministros aprobó el viernes 26 de diciembre el Real Decreto que establece los currículos de ESO y Bachillerato.

Fuente: Europa Press

Con esta nueva Norma las Administraciones Educativas de las Comunidades Autónomas o los propios centros escolares podrán impartir asignaturas enfocadas a enseñar técnicas de comunicación como el braille, lengua de signos, autonomía personal o tiflotecnología, una disciplina dedicada a aprovechar la tecnología para ayudar a personas con discapacidad visual o ceguera.

Estas materias se impartirían de forma adicional a las asignaturas troncales y no se incluirían en las evaluaciones previstas por la LOMCE a los centros escolares.

Asimismo, el Real Decreto establece la obligatoriedad de que las Administraciones Educativas desarrollen medidas para fomentar la inclusión y la calidad educativas de las personas con discapacidad, lo que significa poder optar a una flexibilidad, adaptaciones curriculares o alternativas en el método de enseñanza, entre otras opciones.

Al mismo tiempo, se señala que se deberán llevar a cabo acciones específicas de sensibilización e información del alumnado, de cara a promover la igualdad y la no discriminación tanto entre hombres y mujeres como entre personas con y sin discapacidad, así como para prevenir la violencia de género.

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This