Según un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pennsylvania (Penn) y el Hospital de Niños de Filadelfia, en Estados Unidos, la cifra podría llegar a los 1,7 millones de euros (2,4 millones de dólares).

Fuente: Universo Canario.com

El coste durante toda la vida del apoyo a cada individuo con Trastorno del Espectro Autista (TEA) con problemas intelectuales puede llegar a los 2,4 millones de dólares (1,7 millones de euros), según calcula un nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pennsylvania (Penn) y el Hospital de Niños de Filadelfia, en Estados Unidos.

En esta investigación publicada el pasado martes en la edición digital de ‘JAMA Pediatrics’, sus autores encontraron que los costes de cuidar a una persona con TEA y discapacidad intelectual llega a 2,4 millones de dólares en Estados Unidos y 2,2 millones de dólares en Reino Unido, y para quienes padecen TEA sin discapacidad intelectual, cerca de 1,4 millones de dólares (poco más de un millón de euros) en ambos países.

«Hemos tratado de mirar cómo el TEA afectará económicamente, no sólo el coste de atender a este colectivo, sino también por la pérdida de la productividad individual y de los padres en Estados Unidos y Reino Unido», detalla el autor principal, David Mandell, director del Centro para la Política de Salud Mental y Servicios de Investigación y profesor asociado de Psiquiatría y Pediatría en Penn.

El equipo, formado por expertos de Penn y la ‘London School of Economics’, en Reino Unido, analizó la literatura existente en ambos países, para complementar y actualizar según sea necesario, con el fin de estimar el coste de alojamiento, servicios médicos y no médicos, educación especial, empleo y la pérdida de productividad.

Se estima que el número de personas con TEA es de 3.540.909 en Estados Unidos y de 604.824 en Reino Unido. Suponiendo que el 40 por ciento de las personas con TEA también tiene una discapacidad intelectual ID, el conjunto del costo nacional de apoyo a los niños con TEA se estima en 61.000 millones por año en Estados Unidos y 4.500 millones de dólares en Reino Unido.

Para las personas con TEA sin discapacidad intelectual, el gasto de por vida se estimó en 1,43 millones de dólares en Estados Unidos y 1,36 millones en Reino Unido. Los principales factores que influyen en el coste total en los dos países en todos los grupos de edad fueron los costes directos no médicos, como la  educación especial en la infancia, e indirectos, como la pérdida de productividad: de los padres y de los pacientes en la edad adulta, ya que la mayoría de estas personas pueden encontrar dificultades para trabajar.

«Estas cifras que proporcionan información significativa pueden ayudar a los responsables políticos y los organismos a tomar decisiones acerca de cómo asignar los recursos para atender mejor a esta población», dice Mandell.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This