La Federación Autismo Andalucía ha traducido al español un editorial de la Journal of Child Psychology and Psychiatry JCPP), con el título “DSM-5 y los TEA – dos décadas de perspectivas desde el JCPP”

En él se habla de la última revisión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), el DSM-5, se publicará en menos de un año.
Los principales cambios en los criterios de los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) parece que serán de los más amplios de las revisiones del manual, así como los más discutidos. A los padres/madres lo que más le preocupa son la pérdida de diagnósticos y elegibilidad para los servicios . Algunos han pensado que los cambios propuestos son confusos, incluso caprichosos, o pobremente justificados.
La lista de cambios más relevantes son:

  • Cambio en el nombre de Trastorno Generalizado del Desarrollo por Trastorno del Espectro Autista.
  • Creación de un diagnóstico único Trastorno del Espectro Autista, en lugar de una categoría que contiene cinco diagnósticos individuales
  • Trastorno autista, síndrome de Asperger, trastorno desintegrativo infantil, y TGD no especificado se subsumen en una etiqueta: Trastorno del Espectro Autista.
  • El Síndrome de Rett se elimina ahora que su base molecular se conoce (el DSM se centra en los trastornos sin una prueba molecular o biológica, que deben en su lugar definirse comportamentalmente).
  • Tres dominios de síntomas (social, comunicación y comportamientos repetitivos) se convierten en dos (socio-comunicación y conductas repetitivas).
  • Número de síntomas racionalizados de 12 a 7 mediante la fusión de los criterios que se superponen o describen comportamientos similares (por ejemplo, limitada reciprocidad socio-emocional, limitado intercambio de intereses, y reducida interacción en la conversación se combinan en un síntoma de reciprocidad) y la eliminación de los síntomas que no son específicos de los TEA (por ejemplo, retraso en el desarrollo del lenguaje).
  • La provisión de los criterios de «gravedad» para captar mejor la naturaleza de espectro del trastorno y las variaciones inter-individuales que difieren menos en calidad que en cantidad (por ejemplo, la intensidad y duración de los síntomas, el grado de deterioro, y la angustia que causan).
  • Desarrollo de una nueva categoría de Trastorno de la Comunicación Social (fuera del espectro del autismo) para proporcionar una cobertura de diagnóstico para los niños que presentan sólo problemas de comunicación social y no muestran los comportamientos repetitivos y estereotipados de los TEA.
Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This