Europa Press.

La regulación permite el acceso a las prestaciones por jubilación, muerte y supervivencia.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un Real Decreto por el que se regula la suscripción de Convenio Especial con la Seguridad Social de las personas con discapacidad que tengan especiales dificultades para acceder a un empleo, que da cumplimiento a una obligación legal que todavía no había sido desarrollada. El Gobierno prevé que la aportación al sistema por parte del Estado sea de 1.531 millones de euros.

   «Es un esfuerzo de solidaridad. Entendemos que es un convenio importante, que supone no sólo cumplir una ley sino especialmente dar una cobertura y una tranquilidad de vida, en condiciones de igualdad con el resto de los españoles, a las personas que por razón de tener capacidades diferentes tienen más dificultades para acceder un puesto de trabajo», ha afirmado la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Según ha explicado, este decreto establece las condiciones de suscripción en el sistema de Seguridad Social de las personas con discapacidad, «o con capacidades diferentes», que tienen en este momento dificultades para acceder al mercado de trabajo y puedan en el futuro acceder a una prestación por jubilación.

El ámbito de aplicación del convenio especial reconoce que podrán solicitar su suscripción las personas que tengan 18 años o más y no hayan cumplido la edad mínima para la jubilación ordinaria; que residan legalmente en España; que tengan reconocida una discapacidad que implique especiales dificultades de inserción laboral; que no figuren en alta o en situación asimilada a la de alta en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social ni en cualquier otro régimen público de protección social; y que se encuentren inscritas en los servicios públicos de empleo como personas desempleadas demandantes de empleo por un período mínimo de seis meses, inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de suscripción del citado convenio.

«Lo que se trata de buscar es que las personas con dificultades para encontrar un empleo por su situación de discapacidad puedan tener una cobertura en el sistema de seguridad social, es decir que estén cubiertas cuando llegue su edad de jubilación o tengan algún percance de naturaleza familiar», ha indicado la vicepresidenta.

De esta forma, ha indicado que la ley prevé aportaciones del régimen de Seguridad Social y del propio Estado para cubrir esas cotizaciones con el objetivo de que en un futuro esas personas puedan acceder a una jubilación. «Así se acaba con la incertidumbre que hay en muchas familias sobre el futuro de un hijo o un hermano con discapacidad», ha añadido.

El decreto, propuesto por Ministerio de Empleo y Seguridad Social al Consejo de Ministros, parte del diálogo entre el departamento de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con las asociaciones representativas del colectivo de personas con discapacida

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This