Ante las dificultades de aprendizaje de caracter no verbal, es aconsejable tener en cuenta algunas premisas y estrategias a la hora de intervenir.

A continuación os mostramos algunas de ellas:

  1. Cuidar el ambiente físico:
    • Evitar materiales extraños.
    • Mantener el entorno simple.
  2. Estrategias generales y control de la distrabilidad/impulsividad
    • Hacerlo divertido. Comenzar con una tarea distendida, no de rendimiento. Empatizar, generar buen entendimiento.
    • Estructurar las interacciones.
    • Anticipar con instrucciones verbales claras y explícitas.
    • Ser concreto, no abstracto.
    • Aplicar consecuencias claras y ser consistente.
    • Reforzar comportamientos positivos.
    • Ir poco a poco. Introducir cambios y diferencias que sean manejables.
    • Mantener constante la cantidad de información pragmática.
  3. Algunas circunstancias especiales a tener en cuenta:
    • El niño/a puede tener problemas para recordar lo que se le dice de una semana a otra.
    • El niño/a puede ser incapaz de describir sus emociones.
    • El niño/a puede no ser capaz de interpretar el tono de voz o el lenguaje corporal.
    • El niño/a puede tener problemas para entender cuales son los puntos fundamentales.
    • El niño/a puede interpretar de manera literal lo que se le dice.
  4. Habilidades sociales:
    • Comprender las claves contextuales por ejemplo, el propósito de la terapia, otras situaciones sociales o entornos.
    • Cómo mostrar que se está escuchando.
    • Comunicarse: hablar, escuchar y la toma de turnos.
    • Usar y comprender el significado del tono de voz.
    • Establecer una distancia física determinada hacia los otros y establecer contacto físico sólo cuando sea apropiado.
    • Otras habilidades sociales.
  5. Centrarse en las emociones
    • Verbalizar lo que el niño/a hace y las emociones que siente:
      • Sé que es complicado para ti decir si soy una persona simpática. Pero algo que sí puedes decir es que sonrío.
      • Reconocer los sentimientos de confusión y fracaso.
    • Estrategias para sesiones sobre las emociones:
      • ¿Dónde está la emoción en el cuerpo? ¿Cómo es tu cara cuando tienes esta emoción? ¿Qué tono de voz empleas cuando te sientes así? ¿En qué situaciones te sientes así?
    • Generar estrategias para afrontar las emociones:
      • Quizás estés nervioso/a. Algunas veces, lo mejor que se puede hacer cuando uno está nervioso/a es….
      • Describir verbalmente la estrategia.
      • Hacer de modelo para mostrar cómo usar la estrategia.
      • Representar la situación con marionetas o muñecos.
      • Hacer que el niño/a lo intente. Nota: Parenting Press, Inc. edita una colección de libros muy útil Dealing with feeling (Manejando sentimientos). Libros que se incluyen en esta colección: I’m MadI’m Frustrated y I’m Proud (Estoy enfadadoEstoy frustradoEstoy orgulloso).
    • Entrenar las habilidades imaginando contextos naturales (por ejemplo, vamos a un almacén, un amigo te quita tu juguete).
      • ¿Qué deberíamos hacer?¿qué deberíamos hacer ahora?¿cómo crees que te sientes?
    • Jugar con las emociones:
      • Hacer pequeños teatros o representaciones de situaciones dónde estén implicadas emociones, tanto con muñecos como siendo actores.
      • Localizar las partes del cuerpo dónde sentimos la emoción.
      • ¿Qué hacen los demás?
      • ¿Cómo representamos el enfado?
  6. Construir el sentido de sí mismo:
    • Trabajar la autoestima, por ejemplo, identificar y reforzar los valores, cualidades y fortalezas del niño/a.
    • Desarrollar una imagen corporal adecuada (por ejemplo, a través de dibujos).
    • Promover la realización de actividades con las que la persona se divierta, y que sean gratificantes.
    • Potenciar e insistir en la diferencia entre la ficción y la realidad; identificar y discriminar lo relevante de los detalles; ayudar a la persona a tener expectativas realistas, a comprender y asumir las limitaciones.
  7. Trabajar con la familia:
    • Ayudar a los padres a comprender a las personas con dificultades en el aprendizaje no verbal.
    • Estrategias conductuales: la estructuración del tiempo y las actividades puede ayudarles a aprender estrategias para el control interno y la motivación.
Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This