Alteza,

Es una alegría y un orgullo, además de un honor, poder dirigirle unas breves palabras como Presidenta de la Federación Autismo Madrid, en ocasión de esta Audiencia que Su Alteza ha tenido a bien dispensarnos.

Su Alteza ha colmado así unas expectativas que desde hace tiempo veníamos albergando, primero a título personal y después, como colectivo, por la extraordinaria oportunidad que para la Federación Autismo Madrid representa este sencillo encuentro.

Vamos hoy a compartir con Su Alteza, si quiera por unos minutos, nuestras preocupaciones, nuestros retos, carencias y éxitos, en lo que concierne a los trastornos del espectro del Autismo, de nuestros hijos y de todas las familias de nuestra Comunidad, que es nuestra razón de ser como organización.

Ha sido especialmente importante el hecho de que Su Alteza decidiera que fueran las propias personas afectadas de Autismo las que sean las protagonistas de este acto, ya que el resto de personas que hoy nos reunimos aquí somos únicamente su apoyo, un recurso que facilita que esta reunión se celebre.

Vaya por delante, pues, nuestro sincero agradecimiento, puesto que en estas fechas en que estamos celebrando el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, Su Alteza nos brinda un doble regalo: ser altavoz de nuestras necesidades, por un lado, y por otro, la posibilidad de trasladar a las altas instancias de nuestro País el hecho de que, hoy más que nunca, los trastornos del espectro del Autismo son una realidad para la que debemos estar preparados.

Las personas con Autismo tienen el derecho a vivir una vida digna y feliz, con los recursos y apoyos necesarios para ello. Y además, estamos convencidos de que esa vida debe trascurrir en el interior de la Sociedad, incluidos, y no a un lado; sabemos que es complicado, pero en modo alguno imposible si todos colaboramos; las personas sin Autismo deben dar también un paso al frente y permitir que todos seamos ciudadanos, sin distinción de las discapacidades que se puedan sufrir en cualquier momento de nuestras vidas. En definitiva, las personas con Autismo y sus familias creemos firmemente en los valores de una Sociedad verdaderamente inclusiva, y en esa dirección, despacio pero sin pausa, caminamos.

Quisiera, para no extenderme, subrayarle a Su Alteza, de forma extremadamente resumida, cuales son entre otros los campos en los que hoy se decide la batalla del Autismo; y en los que nos encontramos, motivados y convencidos, de que los tiempos futuros serán mejor que los que nosotros hemos vivido en el pasado.

 

  • Un primer desafío lo conforma el crecimiento, según algunos desmesurado, de la prevalencia del Autismo. De las cifras conservadoras de hace dos o tres décadas que preconizaban que uno de cada diez mil nacimientos estaría en riesgo de padecer algún trastorno de rasgos autistas, hemos pasado a las cifras actuales, comúnmente aceptadas en la comunidad científica internacional, de uno cada ciento cincuenta o uno cada ciento veinte nacimientos. Lo cual debe hacernos reflexionar a todos acerca del evidente incremento de los recursos que vamos a necesitar, de manera inminente, para atender a la población afectada.
  • Un segundo desafío proviene de la necesidad de trabajar más y mejor en los diagnósticos de detección precoz y la atención temprana a los niños que acaban de recibir un diagnóstico de Autismo. Debemos luchar para que no se escatimen recursos ni trabajo para alertar sobre lo importante que resulta el reconocer los síntomas del Autismo cuanto antes para actuar lo más rápido posible, incluso en aquellos casos más difíciles, donde debido a que no siempre concurre una discapacidad intelectual, puede pasar desapercibido y resultar muy perjudicial para el posterior desarrollo de la persona sin los necesarios programas de estimulación precoz.
  • Un tercer desafío lo encontramos a la hora de ofrecer una escolarización de calidad, inclusiva y con un diseño para todos donde nuestros hijos, afectados de Autismo, desarrollen al máximo sus capacidades.
  • Y el cuarto desafío lo enmarcamos en que por primera vez en la historia, nos enfrentamos al hecho de que la población con TEA está envejeciendo, gracias a los adelantos de la Medicina, lo cual nos está obligando a formular nuevos e imaginativos servicios y apoyos a una población que por primera vez se enfrenta a la falta de sus progenitores.

Este cúmulo de retos y desafíos, Alteza, nos muestran un camino que necesariamente está pavimentado con los adoquines de la sinergia, de la transversalidad, del trabajo en red. Es esto lo que demandamos y lo que estas personas con Autismo pretenden hoy aquí: alzar la voz, junto con miles, millones de personas quizá en todo el mundo, de prestar atención, apoyo y recursos a un trastorno en alza.

Invirtamos hoy los recursos mirando en el mañana, y nos garantizaremos un mejor futuro para el Autismo.

Alteza, las personas con Autismo y sus familias queremos agradecerle su gesto y esperamos seguir contando con su apoyo, su simpatía y su generosidad para con nosotros.

Muchas gracias por compartir estos momentos con todos nosotros.

Presidenta

Mª Dolores Enrique

 

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This