Una idea que surge para facilitar el día a día de este colectivo y mejorar su calidad de vida.

Fuente: mentalfloss.com

Vestirse es una acción que todos la tenemos mecanizada y que realizamos a diario. Pero, en ciertos casos, y para las personas con algún tipo de discapacidad, suele ser una tarea complicada.

Las familias lo saben y son las que viven estas situaciones de primera mano en casa. Lauren Thierry es madre de Liam un adolescente de 17 años que tiene autismo. Años de ‘guerras’ para salir de casa, vestirse y desvestirse, han llevado a Lauren a crear una empresa que fabrica ropa para niños y adultos con discapacidad. ‘Independence Day Clothing’, que así se llama la compañía, crea prendas cómodas, sin cremalleras, costuras, botones o etiquetas. Además, es ropa de moda, acorde con los tiempos actuales.

Se trata, por tanto, de una idea positiva que puede facilitar las cosas a las personas con discapacidad que realmente presenten dificultades a la hora de vestirse. Pero no debemos olvidar la importancia de seguir trabajando la autonomía en el vestido. Hay que continuar con esta tarea diaria, con los más pequeños de la casa, de abrocharse los botones, vestirse y desvestirse solo, etc.

 

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This