Debido a la gran cantidad de variables que existen en el tratamiento fisioterapéutico como la metodología, materiales, profesional o lugar es muy difícil saber cuál es la mejor opción, pero sin duda, sí que sabemos es TODAS LAS PERSONAS SOMOS ÚNICAS, por tanto las necesidades van a ser diferentes para cada una.

Partiendo de esta idea podemos considerar que la intervención debe adaptarse a las necesidades de cada persona, los objetivos, la metodología, estructura y la aplicación del tratamiento dentro de cada sesión. Para ello, primero hay que valorar las necesidades y recursos que dispone la persona. Teniendo en cuenta que continuamente van a existir cambios  en su entorno, necesidades o causas de las afectaciones, a los que se debe adaptar el tratamiento.

También es importante la coordinación con el equipo interdisciplinar para seguir una coherencia en el tratamiento holístico de la persona.

Otra de las cuestiones que se plantean es cuál es la metodología mas adecuada para las personas con TEA. Existen muchísimas metodologías diferentes (reorganización neurofuncional, Bobath, fisioterapia respiratoria, ejercicios específicos, etc), que según cada persona y sus circunstancias serán mas adecuadas para las necesidades que presente la persona en ese momento. No solo es seleccionar la metodología sino también adaptar dicha metodología a la persona implicada. Además, hay que tener en cuenta la forma de presentar y explicar el tratamiento como, por ejemplo, con apoyo visuales para facilitar la comprensión de lo que va a suceder dentro de la sesión. Es decir, el diagnostico no debe ser la única variable para seleccionar el tratamiento, sino que existen diversos factores que afectan a la persona.

En los casos de tratamientos pediátricos es importante la aplicación del modelo centrado en la familia, donde no solo se tiene en cuenta al niño sino también a su entorno. Los objetivos e intervenciones van guiados a dotar de recursos y herramientas al niño junto con las personas de su entorno para mejorar su calidad de vida, este modelo favorece la aplicación y transferencia de las habilidades en su contexto, incluso en posibles situaciones que se pueden presentar.

Una medida es aplicar el tratamiento fisioterapéutico en los ambientes naturales del niño como son su casa o el colegio. Desde el Programa Mejora que la Fundación Mutua Madrileña y Federación Autismo Madrid llevan a cabo en la Comunidad de Madrid, se han incorporado profesionales de fisioterapia en centros de las entidades federadas que realizan los tratamientos dentro de la jornada y actividades del centro.

Se han implantado las siguientes modalidades de tratamiento:

  • Tratamientos individuales de 30-45 minutos, adaptándose la metodología y los aspectos a tratar según las necesidades de cada persona.
  • Tratamientos grupales de 45-60 minutos y 2-6 personas. Adaptándose la metodología y los aspectos a tratar según cada colectivo.
  • Programa comedor, que se efectuara en el horario de comida y en el comedor habitual durante 45 minutos, donde se aplicaran técnicas y adaptaciones según las necesidades de cada persona o grupo. La finalidad es favorecer su autonomía en la actividad básica de la vida diaria de alimentación y mejorar o prevenir posibles afectaciones funcionales o morfo-esqueléticas. A través de proporcionar o mejorar las habilidades manipulativas – sensoriales y  aplicar un taller de higiene postural.
  • Actividad de Pilates-Yoga, en sesiones grupales de 30, 45-60 minutos de forma individual o grupal de 2-6 personas. Se realizan ejercicios de Pilates y Yoga adaptados a las necesidades de la persona o colectivo. La finalidad favorecer su autonomía, además de mejorar o prevenir las posibles afectaciones funcionales o morfo-esqueléticas. A través de proporcionar o mejorar las habilidades motoras y mejorar el control postural.

Con estos tratamientos se espera facilitar la adquisición, aprendizaje y trasferencia de las habilidades. Además de colaborar de forma indirecta en la mejora en el mantenimiento de la atención, disminuir la frustración y por tanto dotándoles de más autonomía. En definitiva, la finalidad es mejorar su calidad de vida y funcionalidad en las actividades de la vida diría, favoreciendo el desarrollo integral de todas las capacidades de la persona.

 Laura Díaz Pajares

 Fisioterapeuta del Programa Mejora

 

Más información sobre el Programa Mejora de Fundación Mutua Madrileña y Federación Autismo Madrid.

Share This