María Luisa, madre de un niño con autismo, narra su experiencia vital en un relato emotivo y muy enriquecedor.

Fuente: Autismo Galicia

Por medio de breves cartas dirigidas a Ángel, pero también a veces a un posible lector con el que en aquellos momentos la autora no contaba, María Luisa va explicando y compartiendo la experiencia a veces terrible y a veces maravillosa de una madre que vive las dificultades para sobrevivir del ser que más quiere en la vida: su propio hijo. “Un viejo cuaderno se convertiría en mi fiel confidente, en el lugar de encuentro con mi hijo, con la esperanza de que un día hallaríamos un lenguaje para los dos”, según explica la propia autora.

María Luisa narra el desconcierto y la preocupación en el principio, hasta el diagnóstico de Ángel, que llegó a los seis meses, y el alivio al encontrar a otras personas en su misma situación. “Estábamos desposeídos de lo que entonces hubiera supuesto un enorme alivio: otra familia que hablara nuestro mismo lenguaje, el del dolor, ese que no se ve ni se toca”. Ahora, con La mirada de Ángel, María Luisa pretende hacer llegar a otros padres y a cualquier persona que quiera acercarse al autismo el alivio y el aliento que ella recibió.

La lectura de La mirada de Ángel es una experiencia emotiva y muy enriquecedora que no dejará a ningún lector indiferente, pero además es un medio prodigioso para acercar a la sociedad a una realidad que aún siendo parte de nuestra vida se mantiene en muchos casos como una gran desconocida.

El editor, Eduardo Riestra, padre también de una niña con autismo, estableció contacto con María Luisa por primera vez en 2010 a raíz de una reunión de padres de niños con autismo. “En aquel primer encuentro la madre de Ángel me contó que conservaba un diario que había ido escribiendo durante algo más de quince años y que creía que compartirlo con otros padres y madres con el mismo problema que ella podría ser de gran ayuda”, explica el editor.

La autora desea, a través de La mirada de Ángel, contribuir a reconocer el valor y la dignidad de las diferencias, mirando con naturalidad, sin miedo, sin prejuicios, como miran los niños.

Para este proyecto, tanto la autora como el ilustrador, Xan Eguía, han decidido donar sus ingresos a la Fundación Autismo Coruña. Asimismo los editores cederán el beneficio neto, cuantificado en un 10% de las ventas, a la citada fundación.

El libro, publicado por Ediciones del Viento, se puede encontrar ya en las librerías o comprarse a través de Internet pinchando aquí.

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This