Los edificios azules

 

Buenas tardes. Abrimos este informativo con noticia en directo. Día histórico este 29 de agosto de 2031 en el que una gran representación política de nuestra capital se congrega delante de las puertas de los edificios azules, como coloquialmente se los conoce.

Autoridades del gobierno, junto con las autonómicas y locales y los representantes de todos los partidos políticos de la oposición acompañan a Sus Majestades los Reyes que han llegado hace unos quince minutos escasamente para la inauguración de estos edificios y posterior visita.

Precisamente en este mismo momento Sus Majestades cortan la simbólica banda azul colocada delante de la fachada.

Y es en este instante cuando fuegos artificiales están tiñendo el cielo con corazones azules. Oyen como ruido de fondo la explosión de aplausos que la multitud aquí concentrada realiza de forma espontánea. Quedan oficialmente inaugurados los edificios azules.

Como sabrán, los mismos han sido construidos en terrenos cedidos por las autoridades locales. En su planificación, diseño, construcción han intervenido todos los partidos, de todos los signos y colores sin excepción. Muchos han sido los patrocinadores públicos y privados que han hecho posible este macroproyecto, así como las donaciones de capital español y extranjero. Cuantiosas han sido las aportaciones ofrecidas por ciudadanos anónimos, lo que demuestra una vez más la solidaridad del pueblo español. De este macroproyecto se ha hecho eco la prensa extranjera. Así periódicos como Le Monde, Il corriere della sera, The Guardian o The New York Times abren sus portadas con esta noticia. Son muchos los corresponsales extranjeros que se han dado cita para cubrir en directo este evento. Recordarles que los edificios azules se desarrollan a lo largo de una gran extensión de terrenos.

Nos encontramos con nuestra corresponsal María, en la zona destinada a viviendas.

– Efectivamente, aquí a mi espalda, se encuentran las viviendas que serán ocupadas a lo largo de esta semana por las personas con autismo. Todas ellas son adultos, algunos de ellos sin familia directa y otros con familia directa pero mayores. Como ocurre por ejemplo con Alex, que se encuentra con nosotros junto con sus padres ya octogenarios. Alex ¿estás contento?

– Si, mucho.

Alex, que vemos que viene preparado ya con una pequeña maleta.

– Sí, -manifiesta su madre-. Lleva en ella las zapatillas de casa que quiere dejar ya en su habitación. Aprovecho esta ocasión para dar las gracias por el esfuerzo enorme y rápido que se ha hecho. Veo mi sueño hecho realidad. Mi hijo estará atendido y podrá ser independiente de nosotros.

– Además, como dice su padre: «el niño podrá aquí trabajar».

Gracias María. Precisamente vamos a conectar ahora con Juanma que está situado en la zona denominada como talleres, donde estas personas podrán llevar a cabo sus trabajos.

– Buenas tardes a todos. Como bien dices Pilar, nos encontramos en la zona de talleres. Se trata de unos amplios edificios en forma de naves donde los futuros residentes vendrán cada día a trabajar. En concreto tienen aquí una nave dedicada a la jardinería con su propio vivero para venta al exterior. Otra de las naves está dedicada a cocina. Esta nos dicen que está en fase de desarrollo y expansión. Por ahora van a elaborar ensaladas de diferentes tipos, aptas para veganos y muy saludables, que una vez preparadas y debidamente empaquetadas en la sección correspondiente serán repartidas por la zona por medio de una conocida empresa repartidora. Aunque en un principio son ensaladas quieren aumentar su oferta como nos manifiesta el padre de Jonás, destinado en zona de cocina, y que considera que su hijo tiene mucho que aportar ya que desde pequeño es muy metódico y riguroso y le gusta cortar en trozos iguales papeles, tela, comida…, así como colocar todas las cosas con gran precisión. Recordarles a todos ustedes que la zona de talleres se complementa con trabajos externos, que podrán desarrollar otros residentes. Éstos, con ayuda de personal auxiliar, saldrán cada día a trabajar fuera. Y así nos encontramos con Javier, reponedor de un supermercado próximo. Ángel, al que según su madre le gusta la oscuridad y trabaja tres días en semana en un taller de fotografía. Lucía cada mañana va en metro al centro de Madrid a trabajar en una empresa dedicada a probar videojuegos o el caso de Daniel, que con los apoyos necesarios, desarrolla su trabajo en una empresa de robótica a la que llega en metro y autobús cada día.

Gracias Juanma. En fin, como verán días felices para todas estas familias integrantes del colectivo de autismo, que se agolpan a las puertas de estos edificios y que han obtenido una respuesta a sus peticiones clamorosas que desde hace años venían efectuando, solicitando una respuesta institucional a la pregunta: ¿Qué será de nuestros chicos cuando nosotros no estemos? Finalizamos dando las gracias a todos los muchachos que nos han acompañado junto con sus familias en este directo y nuestra más sincera enhorabuena para todos ellos. Recuerden que de ésta y otras noticias tendrán cuenta en el informativo de las tres. Les espero.

 

María Ángeles Alcantarilla Albares

 


Todos los relatos y poemas de la X edición de ‘Cuéntame el Autismo’ pinchando AQUÍ 

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This