A lo largo del día llevamos a cabo una gran cantidad de actividades, las cuales, forman parte de nuestros hábitos o rutinas, permitiéndonos vivir de manera autónoma y fomentando la  integración social.

Se entiende por Actividades de la Vida Diaria (AVD) aquellas actividades del día a día necesarias para que una persona pueda mantener una correcta salud mental y física. Estas actividades tienen una finalidad o propósito y pueden ser básicas o productivas (instrumentales o avanzadas).

 

ACTIVIDADES BÁSICAS DE LA VIDA DIARIA (AVDs)

Son todas aquellas actividades que las personas deben realizar para sobrevivir y no dependen de la cultura.

Están orientadas al cuidado del propio cuerpo y las realizamos a diario.

Las actividades son:

  • Cuidado personal
    • Higiene
    • Vestido
    • Alimentación
    • Continencia
  • Sexualidad
  • Movilidad funcional:
    • Transferencia
    • locomoción

 

 

ACTIVIDADES PRODUCTIVAS

Son aquellas actividades que se realizan para la obtención de un determinado producto y que implican un esfuerzo o trabajo por parte de la persona o personas que lo realizan.

Se clasifican en:

 ACTIVIDADES INSTRUMENTALES

Tienen como objetivo la interacción con el entorno, por lo que, no son actividades en sí mismo, sino que son un puente para la realización de otras actividades.

Son un poco más complejas que las actividades básicas ya que requieren mayor esfuerzo y organización.

Son muy necesarias para la vida independiente.

Algunas actividades instrumentales son:

  • Comunicación funcional: comprensión y expresión
  •  Preparación de comidas
  •  Rutina de medicamentos
  • Manejo del dinero/ teléfono/ transporte
  • Cuidado de la ropa
  • Manejo del hogar/limpieza
  • Cuidado de terceras personas
  • Actividades laborales: exploración vocacional, adquisición y desempeño del empleo, planificación de la jubilación, etc.

 ACTIVIDADES AVANZADAS

Son aquellas que posibilitan el desarrollo personal del sujeto dentro de la sociedad.

Son las actividades más complejas que una persona puede realizar dentro de la rutina o hábitos diarios.

Requieren de mayores capacidades y habilidades cognitivas y físicas para ser realizadas.

Algunas actividades avanzadas son:

  •  Manejo del tiempo
  • Capacidad para planear el futuro
  • Pensamiento abstracto…

 

Las personas con TEA pueden tener dificultades en la realización de algunas de estas actividades, lo que resulta muy relevante ya que la clasificación de las AVD se utiliza para establecer los criterios de discapacidad. Por tanto, el grado de discapacidad está basado en la repercusión que exista sobre las actividades de la vida diaria, es decir, se define en virtud de las restricciones o limitaciones que presente la persona a la hora de llevar a cabo las AVD y no en función de diagnósticos específicos.


 

Sara Linuesa Ureña. Psicóloga. Técnica del Servicio de Información y Asesoramiento de Autismo Madrid.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This