Raquel Cárcamo es desde hace pocos días la primera persona con discapacidad intelectual que forma parte de la junta directiva nacional de Feaps, y espera que su puesto sea un ejemplo para otras entidades e, incluso, para los partidos políticos, que tienen todavía, señala, muchos deberes por hacer en el ámbito de la discapacidad.

En la entrevista que le ha realizado el CERMI Estatal, Raquel afirma  «Las propias personas con discapacidad tenemos que reivindicar nuestro espacio y participar cada vez más. Es la única manera de que nos hagan caso. Si lo hacemos, al final será normal ver a uno de nosotros en un puesto político«,

Raquel trabaja en ‘Altavoz’, una cooperativa de inserción social que trata de potenciar las capacidades de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y que quiere dar empleo a quienes tienen más dificultades para conseguirlo.

Ahora, como miembro de la junta directiva de Feaps, se propone también «aportar un nuevo punto de vista» en las decisiones de este órgano y ayudar a que cuente más con las opiniones de sus compañeros, especialmente de los que tienen un grado de discapacidad mayor.

A este respecto, Raquel lo tiene muy claro: «En el futuro me gustaría que hubiese algún tipo de organización dentro de Feaps formada por las propias personas con discapacidad para mostrar sus opiniones y deseos. También que estas personas eligiesen a sus propios representantes en la dirección«, explica.

Esta joven considera que hay que seguir luchando por causas como la de revisar las incapacitaciones, «que recortan derechos fundamentales a muchas personas con discapacidad, como por ejemplo el del voto«. Revisar el derecho al voto que no tienen muchos españoles con discapacidad «es fundamental para que estas personas puedan ser ciudadanos y ciudadanas como el resto«, añade.

Relacionado con el derecho al voto está el del acceso a la información de los programas electorales, que, tal y como constata Raquel, no siempre es clara y accesible para los ciudadanos con discapacidad. «En Feaps hicimos una campaña llamada ‘Mi voto cuenta’ en las últimas elecciones generales. Varias personas con discapacidad intelectual fuimos a ver a los políticos responsables de los programas y les dijimos que mucha gente con y sin discapacidad no los entendía bien. Algunos, como UPyD y el PSOE, nos hicieron caso y pusieron sus programas en lectura fácil. Pero no hay una ley que lo diga, o si la hay no se cumple«, indica a este respecto.

Pese a esta realidad y a todo lo que queda por hacer, Raquel, aficionada a la lectura y a la escritura, es optimista y está convencida de que con la participación de todos, empezando por las propias personas con discapacidad intelectual, se conseguirán grandes logros.

«Las propias personas con discapacidad tenemos que reivindicar nuestro espacio y participar cada vez más, porque es la única manera de que nos hagan caso. Si lo hacemos, al final será normal ver a uno de nosotros en un puesto político«.

Entrevista realizada por: Maribel González

Fuente: Cermi.es semanal

 

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This