Durante las IV Jornadas Madrid Sur, celebradas el pasado 11 de diciembre de 2013 en Alcorcón (Madrid), y bajo el título «El derecho a la educación de los niños y niñas con TEA», D. Gerardo Echeita, psicólogo experto en educación y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, nos enmarcó en lo que es la verdadera inclusión educativa.

A lo largo de su exposición Gerardo nos recordó que la educación inclusiva es la única educación moralmente defendible como modelo y proyecto social, así como que la educación en una sociedad democrática, entendiendo democracia como igualdad, o es inclusiva o no es educación.

Partió de la idea fundamental de que la mirada de la educación que antes estaba puesta, de manera compasiva, en cubrir las necesidades de los alumnos con discapacidad, ha avanzado estando ahora posicionada en el cumplimiento de derechos de la persona y en los aspectos que limitan el cumplimiento de dichos derechos, lo cual no significa dejar de intervenir en las necesidades.

Echeita resaltó, sin dejar de ser consciente de las carencias, necesidades y limitaciones, que en cuanto a derechos poco a poco sí se está avanzando, como así lo demuestra la aprobación del RD 1/2013 con su artículo 18, en el que ya se habla del derecho a la educación inclusiva.

También realizó una clara definición de lo que es y significa una educación inclusiva, así como que debe estar caracterizada por tres factores esenciales que se plantean para todo el alumnado, no sólo para el que presenta necesidades educativas especiales:

  1. Presencia: estar donde están los demás
  2. Aprendizaje: garantizar para todo el alumnado el mayor nivel de logro en todas las competencias en función de sus características y necesidades
  3. Participación: como aspecto de calidad de la experiencia educativa y que supone una implicación activa

Por otro lado, Gerardo nos habló del «dilema de las diferencias», el cual plantea que no es posible encontrar una respuesta que logre al 100% crear espacios escolares que promuevan estas características, además de que en este punto entran en colisión los derechos y necesidades de los diferentes alumnos.

Para resolver este dilema es necesario un diálogo constructivo e igualitario entre profesionales, familias, alumnos y asesores, así como un compromiso adeptado y asumido de una evaluación continua.

Además de estocheita finalizó su ponencia abordando las barreras y aspectos que nos estancan a la hora de avanzar hacia esta educación inclusiva y qué acciones podemos llevar a cabo para seguir avanzando.

Os dejamos a continuación el vídeo completo con su ponencia. Esperamos que os resulte tan interesante y enriquecedor como a noostros.

Te puede interesar...
Share This