Nos parecemos a las madres «normales», pero nosotras nos alejamos bastante de lo “estándar”.

La “Dis” capacidad de nuestros hijos nos altera, nos mejora. Hay muchas palabras que nos describen: elástica, creativa, protectora, animada, simpática, fuerte, decidida…

Somos madres de niños con necesidades especiales. ¿Cómo puede nuestra vida ser tan distinta de la “típica”?

Echa un vistazo y verás por ti mismo.

Fuente: Aspau

Las madres de niños neurotípicos dicen a sus hijos por la mañana … a levantarse y vestirse!!!!. Y lo hacen sin problemas.

Las madres de niños con  necesidades especiales han de ponerse el equipo de batalla para conseguir que sus hijos estén listos para comenzar el día.

Las madres de niños neurotípicos piden a sus hijos simplemente que se cepillen los dientes.

Las madres de niños con  necesidades especiales dicen: «Lávate los dientes superiores. Cepilla tus dientes inferiores, ¿te has cepillado por los lados?, a ver abre la boca. ¡¡¡¡Dios mío, dame ese cepillo de dientes!!!!!!

Tienes la mitad de la comida en la boca!!!!

Las madres de niños neurotípicos dicen adiós a sus hijos que corren solos para coger el autobús de la escuela.

Las madres de niños con necesidades especiales tienen un servicio de autobús puerta a puerta para su hijo.

Las madres de niños neurotípicos saben los nombres de todos sus amiguitos

Las madres de niños con  necesidades especiales conocemos la mayoría de sus amigos por su nombre de usuario.

Las madres de niños neurotípicos suelen juzgar a otras madres cuando los niños tienen rabietas en las tiendas.

Las madres de niños con  necesidades especiales se preguntan: «Ohm, estoy pensando si ese niño tendrá alguna discapacidad…»

Las madres de niños neurotípicos se quejan cuando tienen que llevar en coche a sus hijos a los deportes y clases de recreación.

Las madres de niños con  necesidades especiales ya sabéis la cantidad de viajes semanales a tutores, médicos y terapeutas que tienen que hacer y no se quejan.

Los niños neurotípicos suelen tener un solo maestro.

Los niños con necesidades especiales trabajan con todo un equipo.

Las madres de niños neurotípicos hablan de sus logros.

Las madres de niños con  necesidades especiales suelen hablar sobre las competencias, las habilidades de juego, las habilidades de conversación, preparación para la vida, habilidades sociales…

Las madres de niños neurotípicos se relajan con sus hijos durante el verano.

Las madres de niños con  necesidades especiales iniciar un segundo trabajo como maestras, terapeutas y entrenadoras de habilidades.

Las madres de niños neurotípicos esperan que su hijo haga una buena carrera en el futuro.

Las madres de niños con  necesidades especiales sueñan con que alguien de a nuestro hijo la

oportunidad de poder trabajar y consiga la máxima autonomía personal.

Las madres de niños neurotípicos se sumergen en la bañera con sales cuando quieren relajarse.

Las madres de niños con necesidades especiales consideran el momento del baño como un lujo y se dan  una ducha rápida.

Las madres de niños neurotípicos disfrutan de la lectura del libro Betseller más vendido.

Las madres de niños con necesidades especiales deberían recibir un doctorado honoris causa por todos los libros que han leído sobre discapacidad.

Las madres de niños neurotípicos suelen salir a cenar o al cine con sus maridos cada mes.

Las madres de niños con  necesidades especiales tienen una salida nocturna con sus maridos cada … mmm espera, ¿cada década?

Los niños neurotípicos suelen ir a jugar en grupo.

Los niños con necesidades especiales acuden a grupos de terapia.

Las madres de niños neurotípicos se reúnen alguna noche con amigas.

Las madres de niños con  necesidades especiales se reúnen en grupos de apoyo y foros.

Las madres de niños neurotípicos tienen formularios médicos,  y afirman que todos ellos caben en un archivador.

Las madres de niños con  necesidades especiales acumulan tanto papel de médicos, terapias, etc…  que seguro que han tenido que talar un pequeño bosque para fabricar tanto papel.

Las madres de niños neurotípicos suelen cocinar una cena completa y elaborada todas las noches.

Las madres de niños con  necesidades especiales no tienen bastantes dedos para contar las veces que han tenido que tirar de comida rápida.

Las madres de niños neurotípicos se quejan de que sus maridos se sientan en el sofá y ven la televisión mientras ellas hacen todo el trabajo.

Las madres de niños con  necesidades especiales mmm… bueno ¿tú qué opinas? (En muchos casos los papás ponen mucho de su parte!)

¿Se te ocurre alguna comparación más? Vamos anímate!

~ Dawn Villarreal

Te puede interesar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This